martes, 31 de julio de 2012

"PRESAGIOS Y GRIETAS. Razas de acero y sombras 1" de Benjamin van Ammers


Amigos Lectores:

Esta obra llegó a mis manos hace un tiempo. La portada me pareció atractiva y, por tanto, me dispuse a leerla con la mayor calma y cautela posible, pues entraba en un nuevo mundo de fantasía, y eso siempre es como decía Tolkien algo muy peligroso. 

Comencé la lectura emocionado tras leer las primeras páginas, me recordó la obra de algún otro autor como, por ejemplo, Tad Williams. Leí con fruición y comencé a ver los personajes que iban apareciendo y a perfilar los posibles protagonistas o los que me parecía teniendo en cuenta otras obras de fantasía los que parecían que lo serían. Y... ¡me equivoqué! De hecho el primero con el que contaba (¡Cuidado con el spoiler!) muere. Esa perdida y algunos elementos que usan algunos personajes a la hora de hablar, hace que en un comienzo muchos potenciales lectores de fantasía se alejen de la obra e incluso les parezca un mala obra literaria. He recibido varios comentarios al respecto por parte de personas que se pasan los días entre libros.

Ciertamente como otro lectores insatisfechos con lo que inicialmente leía debido a la inseguridad que me producía leer y comentar una obra como esta, confeccione una lista de todas las cosas que no me gustaban, cambios con respecto a los personajes y correcciones en cuanto al vocabulario de algunos de ellos. Hice esa lista lo mejor que fui capaz, esperando ponerla en el comentario. 

Seguí, a pesar de ello, adelante. Y, me arrepentí de aquella lista que había hecho.

Lo que llegó después me pareció más acorde con lo usual en las historias de fantasía y me recordó mucho el estilo de alguna de las obras de Reinos Olvidados. 

Sin embargo, ahora después de haberla leído me queda el deseo de que hubiese sido más larga y poder deleitarme con lo que hubiese llegado después del final de este primer libro de la saga, y esperando lo que llegará después.

Aunque algunos personajes seguían soltando exabruptos de todo tipo pude ver que la obra aumentaba su atracción hacia el lector y, por tanto su calidad, me embebía más a medida que se iban pasando las páginas, y aunque, parecía que no terminaba de cuajar, iba, poco a poco, llegando al centro al que debe de llegar todo obra épico. Los héroes hicieron su aparición, la magia también, los peligros se volvieron algo patente, y sobre todo, mostró hasta que punto puede llegar la corrupción de los gobernantes. Por un lado, tenemos los excesos del emperador Belvann, por otro nos encontramos con los que hace Dashtalian que también es una muestra de corrupción.

Me sentí deslumbrado por la lectura de la obra. Ciertamente, se debe de leer. Me hizo llegar tarde a la comprensión de lo que realmente ocultaba la obra.

Para los lectores desacostumbrados a la fantasía y para los acostumbrados a la fantasía "al uso", esta obra es como un rompecabezas en el que parece, y digo sólo que parece, que falta una pieza fundamental que haga encajar todo.

Claro, nos falta la clave fundamental para entender lo que nos cuenta, no como historia de fantasía sino como metáfora del mundo real. Es cuando descubrimos esa metáfora cuando toda la obra adquiere una nueva coherencia, cobra nuevo sentido lo que se nos cuenta, y se abre el sello de la puerta del misterio, de la magia y del pasado.

He de decir que el descubrimiento de esta obra, es el descubrimiento de algo que se centra en lo mismo que hizo Tolkien mostrarnos un mundo alejado del nuestro, un mundo de fantasía y magia, donde poder mostrar lo que sucede en nuestro mundo real sin hacer daño a nadie ni levantar ampollas en diversos sectores de la sociedad. Pero, tampoco es exactamente eso, pues toma la fantasía de la literatura, las creencias, la capacidad de inventar nuevos nombres y mundos, adulando lo que estos tienen de nuestro propio mundo real y mostrándonos una sombra de este, haciendo que veamos la caverna en la que vivimos.

La verdad, al final, la obra me gustó más de lo que me esperaba pues ver el engañoso lenguaje de algunos personajes y ver desaparecer a alguno de aquellos que potencialmente podían ser protagonistas es algo que nos recuerda a los lectores un poco al Beowulf y también a películas como "Centurión". Tras su lectura he llegado al convencimiento que este autor puede darnos una grata sorpresa a los lectores de fantasía. Así que si lo deseáis podéis intentar leerla, quizá en un principio como me pasó a mí no os termine de llenar pero si avanzáis posiblemente descubráis que ahí algo en ella que atrapa al lector y que lo deja después de mil y pico páginas con ganas de saber el final de toda la historia.

4 comentarios:

  1. Es una reseña muy acertada, con la que coincido plenamente. Creo que has sabido captar muy bien las intenciones del autor con su metáfora sobre el mundo real, y me alegro que hayas llegado a atisbar ese punto retorcido que tiene.
    Me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Miguel Ángel.

    Me alegro de que te haya gustado mi novela y te agradezco mucho que hayas decidido compartirla con tus lectores.

    Un cordial saludo y mucha suerte en todos tus proyectos.

    BW

    ResponderEliminar
  3. Al Benjamín Van Ammers y a Códex Iuvenis:

    Cuando leo una obra trato de ver en su interior, sentir lo que me transmiten sus palabras y su historia. Antes de hacer una reseña, un comentario o una crítica suelo hacer un esquema con una línea temporal de hechos como si lo que estuviese haciendo es investigar un crimen tal y como se puede ver en películas y series de televisión. A esa línea temporal voy añadiendo los datos que me parecen interesantes de la obra, los tiempos de los sucesos de la obra, etcétera.

    Después de todo ese trabajo, hago una relectura unas veces más rápida otras más lenta dependiendo de la profundidad de las anotaciones que haya hecho. Hago posibles retoques en lo que he anotado y después escribo un borrador del comentario, reseña o crítica en papel. Tras ello vuelvo a observar la pizarra y leo a la vez el borrador estoy el tiempo que crea preciso hasta que veo con claridad el comentario final (cuando no soy capaz de verlo lo que hago es poner el borrador que he escrito) y lo escribo en el ordenador y por tanto

    Por eso, cuando los autores de las obras que comento, como es el caso de esta y otros lectores me dejan comentarios, o votan en reacciones si les gusta, lo les gusta o es bueno uno de los comentarios suelo anotar, sus palabras y las valoraciones para tratar de corregir el estilo en siguientes comentarios.

    Así que gracias por vuestras palabras.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico libro, lo recomiendo a todos los fans de la literatura fantástica.

    ResponderEliminar

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.