martes, 30 de marzo de 2010

"El Nombre del Viento" y "El Temor de un Hombre Sabio"de Patrick Rothfuss

Amigos Lectores:

Voy a hablaros de los libros de una saga:

El primero es "El Nombre del Viento":

Muchas son las voces que comparan esta obra con las de Ursula K. Leguin, David Day o J.R.R. Tolkien. Sin embargo, el autor nos deja tres vínculos: Narnia, Pern y la Tierra Media.
Si iniciamos una comparación más profunda vemos que en el mapa se parece más a los de Tolkien o Martín que a los de Ursula K. Leguin. Mientras que en el número de capítulos el autor que más se acerca al menos incialmente es Tolkien. Si comparamos la forma de iniciar el primer capítulo quizá sería, al menos al inicio, mejor hablar de alguna ligera similitud a autores como Margaret Weis y Tracy Hickman. Sin embargo, el capítulo final recuerda claramente el estilo de Ursula K. Leguin o al final de "EL Hobbit" de Tolkien.
Dice en la obra "Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron". Es una cadena demol
edora, no sólo por su sinceridad sino tambié porque nos presenta una realidad demasiado cercana. Kote, el posadero, o Kvothe, el mito, nos hace viajar con él a través de La Mancomunidad mostrándonos que todo mito tiene una parte de verdad; y lo hace mediante el relato de su vida.
Ciertamente la obra podría convertirse en un clásio, pero para ello debemos alejar la obra de las comparaciones con las de Leguin, Tolkien, Martin y otros. Debemos estudiar la historia que se narra, de forma absorvente y misteriosa, casí mística, como una novela épica encuadrada en la literatura fantástica. ASí, después, podemos evaluar su calidad.
Tolkien dijo sobre su obra: "El verdadero tema para mí se centra en algo mucho más permanente y difícil: la Muerte y la Inmortalidad". Rothfuss por el contrario no se centra en ese tema sino en la realidad de los mitos. En ese sentido sí enlaza con la obra de Tolkien, al igual que al hablar de los maestros nombradores nos recuerdad a Ursual K. Leguin, sobre todo enlaza con "mitopoeía" más que con cualquier otra obra.
Hay que reconocer que es una obra digna de cualquier estanteria. De momento es como una joya ltente, pero es posible que dentro de algunos años los elogios y halagos actuales se conveirtan en verdadero reconocimiento. El reconocimiento necesario para convertirse en un clásico. Pero eso siempre que no caiga en el olvido, espero que no ocurraeso, para ello sólo
queda que la recomendemos no sólo a los amantes de la fantasía sino también al resto de los lectores.

El segundo es "El Temor de un Hombre Sabio":

Leí en algún sitio:
"Inclinad el oído, venid a mi: escuchadme y viviréis."

Eso parece decirnos el personaje principal de la novela a los lectores.

La verdad es que el autor con esta obra sella una alianza con los lectores no sólo actuales sino futuros. Nos hace testigos de un relato que invoca la honra de su protagonista, pero también su humanidad.

En esta nueva parte de la historia de Kvothe este se lanza a lo desconocido más por obligación que por deseo personal. Sus planes personales no son los planes del Destino para él formado, los caminos así se hacen más largos pero no vuelve con las manos vacías. Descubre los secretos de la Palabra mediante el cumplimiento de los encargos que le hacen y las misiones encomendadas.

El ritmo se mantiene con respecto a la primera novela, pero no la extensión. La obra ha crecido. Se ha incorporado despertando, o al menos intentándolo, la gloria de obras de autores de fantasía anteriores, y no veo coherente para ella que se siga comparando com J.R.R. Tolkien pues son ahora estilos completamente diferentes.

Lo mejor de la obra es que el autor mantiene el punto de inserción e inicio de la obra como un lugar donde converge o tiene a converger toda la historia del protagonista.

Me ha dado la sensación después de leerla que el final de la saga va a sorprender a los lectores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.