lunes, 12 de agosto de 2019

"GREEN ONIONS" de Iván Sarnago.

Lectores:

"Soñé con un niño nacido en las tierras de puritana...." con una palabras semejantes a estas de C. S. Lewis podría comenzar este comentario de hoy. 

¿Por qué lo digo?, se preguntaran algunos de ustedes.

La respuesta es sencilla pero doble. Por un lado por que recuerdo a mis primos de Burgos por el verano cuando tenían que estudiar ortografía y el puritanismo que había con respecto a ese aspecto, un puritanismo que luego se trasladaba a la vida normal en cuanto a gustos de música, de cómic, de ideologías sociales y políticas o de religión. Es algo que no es negativo, pero que puede causar algún problema si quieres hacerte entender por otros que quizá piensen un tanto distinto que uno. Y, eso lleva a la siguiente parte de la respuesta. En los últimos tiempos ha surgido otro puritanismo más peligroso que ese que antes citaba, pues es un puritanismo radical que manda a la hoguera con suma facilidad muchas cosas e impide un libre trabajo a la hora de mostrar o contar historias, de hacer ilustraciones y cómics, un puritanismo peligroso que incluso diría que en casos raya lo absurdo. Con respecto a ese primer puritanismo del que hablaba, era y es algo que podemos debatir pues en cuestiones ortográficas tendrían que coger y quejarse a la RAE por eliminar muchas normas ortográficas que durante años para ellos y el resto fueron faltas y que tuvieron que aprender para no cometerlas a "sangre y fuego". En cuanto al puritanismo que se extrapolaba a nivel ideológico, social, musical, literario, etcétera como antes dije siempre he podido debatir con mis primos y nunca hemos llegado a enfadarnos, nunca llego como se suele decir "la sangre al río", lo mismo puedo decir cuando he tratado con otras gentes de Burgos de ideologías sociales, políticas y religiosas muy dispares. 

En cuanto a cómic, tiempo atrás en la época Bruguera, de las revistas "Fuera Borda", "DDT", "Super Humor", en la época en que acudíamos al kiosco y encontrábamos diversas publicaciones de cómics y no solo "El Jueves"... No era así, no había ese puritano filtro y no pasaba nada por ello. Hoy en medio de ese bosque oscuro del puritanismo exacerbado me encuentro con Iván Sarnago, más bien con esta obra: "Green Onions".

En "Green Onions", su autor, en un estilo personal que mezcla ese toque de los superhéroes y héroes de acción, el estilo de algunos personajes que aparecían en aquellas revistas de los años 80 y 90, el ritmo del manga y el estilo de pin-up de algunas publicaciones, como Penthouse Comix (o sea incluyendo algunos elementos que suben de tono). Así actúa como un francotirador entrenado burlándose o poniendo un tono de humor a historias de diverso corte como los reality shows, las series de héroes y de ciencia ficción, el miedo de muchos a la sexualización de los personajes, etc... Lo hace en un tono que recuerda al estilo de autores de Bruguera como Ibañez o a personajes emblemáticos y muy recordados como "Tranqui y Tronco" y otros que incluso han sido llevados a la pequeña o gran pantalla.

Leer este, el primero número, de esta serie de cómic ha sido un soplo de aire fresco. Un soplo de aire fresco que, de hecho, llega a nosotros los lectores y que nos abre el apetito y deseo de leer más, y ¡NO POR QUE UNO DE LOS PERSONAJES SE LLAME CAPITÁN LASAGNA!, más bien por que deja al lector esa misma sensación que dejan las aventuras de "Mortadelo y Filemon", de "Hombrecitos" o "Superagente 327". Esto es algo que es impagable en los tiempos que corren para el mundo del cómic e ilustración.

Ciertamente, ha sido un cómic que me ha sorprendido en general para bien tanto en ritmo, como en narrativa y dibujo. No es un cómic como "El Principe Valiente" ni como "El Capitan Trueno", no tiene esa narrativa literaria y visual. Serie más bien como el toque que tiene alguna de las aventuras clásicas de Spiderman, y no las actuales, en cuanto al tono de humor y los gags...

Os invito a darle una oportunidad a estos cómics y a estos personajes, a descubrir por vosotros mismos si os gustan o no desde el primero al último de ellos. Yo sólo espero que sigan llegando, al menos, a las librerías especializadas en cómic y que estás los sigan pidiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.