martes, 19 de abril de 2016

"AS SETE MORTES" (Las siete muertes) de Carlos Vila Sexto

Amigos lectores:

Me voy a lanzar a hablar de la novela en cuestión. ¿Qué es lo que tenemos entre manos? Yo diría que tenemos una novela de aventuras con tintes policiacos y de las novelas de fantasía con personajes tan peculiares como el inspector Varona o ese ser al que se conoce como “El Cazador”. Creo que la historia de este ser daría para otra novela, pero eso es otra historia.

Lo que me ha gustado de la obra es el ritmo que le da el autor. No es el ritmo propio de una novela si no el de una película o el de un episodio de serie de televisión. Lo digo desde mi mirada particular como guionista. De hecho, el autor ha trabajado en “Los misterios de Laura”, una serie de televisión que ha logrado dar el salto al otro lado de las aguas atlánticas. Ese elemento de película o serie se nota en esta novela, esa mentalidad del guionista como persona que ve la imagen y la acción más allá de la simple narración del hecho o del personaje. Es una obra, por consiguiente muy visual. 

No hay equivoco hacia quién va dirigida esta novela. A mi entender va al lector de novela de misterio e incluso de terror, al lector de cualquier edad. No debemos enmarcarla dentro de novela juvenil pues sería un gran error de apreciación. Es una novela escrita para lectores de cualquier edad.

El problema con esta obra es lo que el lector espera cuando coge el libro por primera vez sin iniciar la lectura del primer capítulo. Me explico, si uno mira la contra-portada en la biografía y ve los títulos “Alén da aventura” o “Cara á fin da luz” y piensa que esta novela será como una de esas obras va a tropezar irremediablemente, lo mismo que el que busque su nombre en Internet o lo conozca precisamente por sus trabajos en series de TV porque también entonces el lector tropezará con un escollo de percepción sobre la novela pero también en cuanto a la comparación con otros autores u obras. Lo más fácil sería compararlo con Dan Brown, pero la forma en que se expresa y el concepto a mi entender es muy distinto en ambos autores, yo me decantaría más por Glenn Cooper, Umberto Eco, Peter Harris o Laura Gallego. Con todo es muy diferente de ellos en muchos aspectos en cuanto a la forma de concebir la obra y sobre todo la relevancia que le da a los personajes, su visión de ellos como narrador difiere mucho de lo que hacen otros autores de géneros literarios similares o de su mismo género.

A mi me gustan la percepción de las escenas en la mente del lector. Las escenas la verdad hielan en muchos casos el corazón del lector a pesar de no ser tremendamente descriptivas como pasa con otros autores. En mi caso una de esas escenas que me impactó es la que aparece en la página 180.

“Xacobe pechou a porta tras de si, e Fiz estaba a punto de facer o mesmo cando a man do Cazador o agarrou polo pescozo.
Fiz sentiu os dedos osudos arredor da gorxa, premendo con forza e impedindo o paso do aire. Pero o que paralizaba a Fiz era aquel sorriso arrepiante, que lle xeaba o sangue.
-¿Que demos...?
Xacobe mirou polo retorvisor e viu o Cazador envolvendo a Fiz na escuridade da súa túnica.
- ¡Fiz!
Saíu do coche.
Xa non había ningún.”

Es una de esas escenas típicas de una película de terror que me recordó “La Casa de la Colina Encantada” e incluso algún episodio de “X-Files” o de “Sobrenatural”.

Verdaderamente, es una novela que me ha gustado y que recomiendo leer.

También podéis escuchar el programa del podcast en: http://www.ivoox.com/11208192

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.