lunes, 18 de agosto de 2014

"Memorias dun neno labrego" de Xosé Neira Vilas.

Lectores:

50 años han pasado desde que  esta obra se editó o publicó por primera vez. 50 años y todavía hoy muchas de las cosas que cuenta de la sociedad son vigentes con algunos pequeños cambios, pero sigue igual. 

La edición que de la que voy  hablar de está obra en este comentario es la edición conmemorativa de dicha publicación. 

Personalmente, yo conocí la obra de Neira Vilas a la par que la de otro autor, Alvaro Cunqueiro, cuando tendría yo unos 8 o 9 años, ¡cuanto ha llovido desde entonces! Desde entonces hasta he tenido la posibilidad de conocer al autor.

Centrándonos en esta obra tenemos lo siguiente: Es un libro que no se puede ver muchas veces traducido al castellano, pero si ha sido traducido a este idioma, pero si se puede decir que es uno de los más vendidos en gallego, la razón, la cercanía que durante muchos años han tenido los lectores con el protagonista de la novela, Balbino, y que todavía hoy muchos sienten. Por eso mismo me gusto la primera vez que lo leí, y por eso mismo me sigue gustando ahora con el paso de los años.

A medida que se nos presenta la historia de ese niño, a medida que vamos conociendo sus viviencias nos hace conscientes de una vida que actualmente muchos pueden ver muy alejada de nosotros, pero que no hace muchos años era muy cercana a todos. Si lo tuviese que comparar con otra obra similar que con la que haya tomado contacto con el paso de los años sería "El Camino" de Miguel Delibes, se podría decir que en muchos sentidos las dos obras se asemejan, y las dos obras tienen por protagonista a un niño que vive en un pueblo o aldea, en un ambiente agrario. Un ambiente que se ha perdido hoy en día en gran parte por la forma de explotar todo lo referido a la agricultura que se ha encaminado en muchos sitios en una única ruta, lo que ha hecho que se haya perdido la producción nacional de muchos productos que antes si se cultivaban en España, ahora parece que se prefieren importar. Como decía antes, "Memorias dun neno labrego", es una obra que al lector le resulta cercana, inclusive en cierto sentido a muchos jovenes, sobre todo si han tenido contacto con sus abuelos, si escuchan a sus padres u familiares, y si se detienen a ver como es la vida en otros lugares del mundo.

Neira Vilas nos hace cercana una forma de vida que existió en España no hace tanto tiempo, lo hace desde la visión de un niño que es la forma más pura de enseñar una cosa, pues a los niños lo mismo les dá la política, u otras cuestiones semejantes. Es lo mismo que hace Delibes. ¿Por qué diferenciarlas? El problema no es la historia que se nos cuenta, el problema no es el género literario ni tampoco la capacidad de los lectores de leerla y de sentirse parte de esa historia. El problema no es que la obra sea pocas veces traducida al castellano, el problema es querer convertir una gran obra literaria en un ícono literario político. Eso no debería hacerse con ninguna obra a pesar de las ideas políticas de su autor, pues podría conseguirse un efecto contrario a lo que una obra necesita y caer su número de ventas o su aprecio por parte de los lectores.

He podido tener entre mis manos, esta nueva reedición conmemorativa, y me ha vuelto a atraer como cuando era niño, esta vez no ha sido sólo por la historia narrada sino también por las ilustraciones que tiene consigo y que hacen su lectura más amena, más cercana, más atractiva para los lectores.

Recomiendo su lectura en general a todos los lectores y en especial a los lectores a los que les ha gustado "El Camino" de Delibes, pues aunque el estilo literario no es exactamente el mismo, si es semejante en cuanto a lo que trata la obra y la presentación. Será una lectura que va a hacer disfrutar a los lectores tanto como me hizo disfrutar a mi cuando tenía 8 o 9 años, y más tarde con 13 y varias veces más con el paso del tiempo hasta ahora, cuando hace relativamente poco tiempo que he terminado de volver a leer esta preciosa novela.

"Seguidora de la Noche" de Khirlara (Foro de Laura Gallego)

Amigos que acertáis a pasar por este blog:

A medida que aquello que uno escribe crece, se hace más difícil vigilar lo que uno cuenta. Se hace dificultoso averiguar la exactitud, la integridad y la capacidad imaginativa del relato, del texto, de la historia, así cho realizar cambios donde sean precisos.

Una obra tiene dos o tres partes, o una única parte. Un texto poético tendrá poesía, y en ella habrá una descripción de hechos, de sentimientos…, pero una narración puede tener dos partes diferenciadas que usualmente no hay en los poemas: las descripciones del narrador, los diálogos y pensamientos de los personajes; y, en algunos casos poesías intercaladas (cuando no sea prosa poética como obras similares a "Platero y yo" de Juan R. Jimenéz) ya sean del autor o de otros autores puestas o no en boca de algún personaje.

El escritor es la persona capaz de organizar correctamente y en detalle todo ello desde su raíz y los esquemas que preceden la escritura de toda obra.

Así esta obra que tengo ante mi se podría definir entonces como "la expresión de todo lo que ocurre en una historia cuando no se percibe un esquema previo por parte del autor". Aun así, esta obra no se preocupa de registrar o resumir hechos no de presentar a los personajes ni de comunicar un mensaje; su objetivo fundamental es alcanzar al mejor número de lectores y situarlos en su interior para que así determinen que perspectiva les ofrece lo que el autor, en este caso autora, ha escrito. De esta forma, son los lectores los que "deben dar la visión de la obra en su conjunto" y no la persona que la escribe quién nos la transmita. Eso se puede ver como algo positivo e innovador en literatura, pero también arriesgado.

La historia está presentada y orientada a presentar unos hechos que producen la elaboración de un juicio completo del lector, l o que abarca, además, la forma de redactar, la capacidad para crear y la forma de lanzar los anzuelos para captar nuevos lectores.

Me gusta que la importancia sea dada por el lector y para el lector, pero también es como antes he dicho un riesgo para su adecuación actual y futura dentro de las obras que puedan ser publicadas en formato de libro.

sábado, 2 de agosto de 2014

"LOS SERVIDORES DE LA MUERTE" de Ignacio J. Asensio Lavilla

Lectores:

En un tiempo de oscuridad el autor de esta obra nos trae la fantasía, pero una fantasía sumida en la oscuridad y las tinieblas, pero que no es terror. Como lector de autores de fantasía he de reconocer que esta obra en cierto modo es distinta de otras pues trata de alejarse por diversos medios de lo que es clásico en la literatura de fantasía. 

La forma de narrar recuerda autores como Elaine Cunningham, Terry Pratchet o Tad Williams, pero a la vez es completamente distinto lo que I.J. Asensio Lavilla nos propone de lo que esos autores nos transmiten.

Me ha gustado la forma en que el autor perfila los personajes y los encuadra en al trama argumental dentro de un mundo nuevo recreado en profundidad con sus propias creencias y convicciones. Lo más relevante el autor nos lo presetna en lo más profundo de la obra, en aquello que el ser humano ha reclamado siempre cuando ha creado mitos, cuando ha fundado religiones. Es el concepto de Fe como aliento de la Esperanza que otorga Fuerza en lo instantes en los que las tinieblas nos rodean.

Creo que por la forma de narrar, de hilvanar la historia, de trasladarnos  a ese mundo por el autor recreado es una novela que todo lector de fantasía debería tener en cuenta.

viernes, 1 de agosto de 2014

"EL MANUSCRITO DE DANTE" de Nick Tosches

 Mis amigos lectores:

Como en el caso de otros muchos autores la obra de Nick Tosches, "El Manuscrito de Dante", tiene ese espíritu de desorientación, de búsqueda, y de preocupación existencial. Más todo ello aparece tras un manto de realismo que  adentra al lector en la ficción de la obra y creando un vinculo que recuerda a William S. Burroughs, Charles Bukowski o Hubert Selby…

No es una simple novela de misterio o intriga,  no es sólo una suerte de thriller. El autor, Nick Tosches, usa de su arte literario para  hacer pensar y debatir al lector. Sabe dominar el interés por lo humano, los problemas existenciales y cierto tanteo a lo religioso o la idea de lo divino. La forma de narrar nos recuerda por momentos a una especie de Miguel Delibes que une y compacta la historia que nos quiere contar como lo harían  narrativamente Faulkner o Eduardo Mendoza usando a la par ese sentido de enredo que usa Mario Vargas Llosa pero otorgando a la obra un aire kafkiano. 

El resultado es acorde al resultado esperado pensando que "La Divina Comedia" es resultado del gótico en la literatura medieval.

Nick Tosches como Borges se nos entrega como mediador no sólo como narrador si no como personaje que penetra en la sutileza y el alcance de "La Divina Comedia", pero no a través de un ensayo si no de un misterio arrastrando al lector a través de sus propias pasiones y , por consiguiente, esta obra destella como una estrella en los cielos de la noche más oscura.

"En mi oscuridad tu eres mi luz" de Eärwen-Mar (Foro de Laura Gallego)

Amigos lectores:

El comentario de esta obra leída tiempo atrás en un foro lo estoy haciendo a partir de notas que tome en su momento. 

¿Qué puedo decir de esta obra? Es una obra que desde el titulo ya transmite romanticismo debido a que gran parte de su contenido es producto de los sentimientos de quien lo escribe y por ende es mayoritariamente romántico. Sin embargo, ello hace que los contenidos se caractericen por la emotividad y la ambigüedad indefinida.

Es decir, tiene el efecto de poder hacer sentir al lector muy profundamente los sentimientos de los personajes, al tiempo que posteriormente parece querer expulsar al lector del secreto de su profunda emotividad.

Por una parte, es fuente inspiradora para otros escritores del foro (y otros escritores en general) y por otra, es un texto lleno de integridad sencilla pero efectiva.

Estas dos cuestiones no son una innovación en la lista de obras que aparecen junto a ella en le foro, ya que no es la primera de la que puede predicarse este carácter, aunque si esto se trasladase a un libro si podría decirse. Sin embargo, la forma de integrar sentimientos y valores (que hoy en día faltan mucho en nuestra sociedad) para todos los públicos tiene una fuerza carismática que seguramente procede del día a día. Por eso mismo es una obra que me llamo la atención por evocar directamente sentimientos, acciones… y atrapa al lector de forma inspiradora.

La obra recoge la exposición de motivos y sentimientos que impulsan a los personajes y al narrador hacia unos objetivos específicos que con ella se pretenden alcanzar. Tiene, por tanto, el valor de una declaración romántica, no integrada completamente en la idea actual de romanticismo pero no por ello lejos de lo que es la real convivencia social de las personas reales, como muestran los personajes.

Por esa razón, tanto de forma pública como privada el conjunto de esta obra se puede integrar fácilmente en los límites de actuación de la novela contemporánea, actual y del conjunto de las obras románticas juveniles en particular donde este texto se encuadra con facilidad.