martes, 27 de agosto de 2013

"La Máquina del Tiempo (The Time Machine)" de H. G. Wells

Hoy en día pensar en una máquina del tiempo más que llevarnos en un principio a H.G. Wells nos hace pensar en la serie "Doctor Who" o incluso en la serie de películas de "Regreso al Futuro". Sin embargo, la obra de Wells es un clásico de las novelas de ciencia-ficción, en su época y todavía en nuestros días mantiene una capacidad para sorprender al lector única en su género. 

No es un relato más. No es una novela más. Es un viaje, y no sólo un viaje al futuro o al pasado si no a nuestro propio interior a nuestro posible futuro y a lo que ha podido ser nuestro pasado.

No es sólo una novela de ciencia-ficción también transmite una idea filosófica comparable a la de A. Huxley en "Un Mundo Feliz". 

Está claro que la obra es el preludio de algo que llegará más adelante y que va a influir en la literatura y el cine. Incluso en la actualidad influye en ideas para guionistas y escritores transmitiendo de diversas formas posibles la posibilidad de viajar al pasado o al futuro, mediante máquinas del tiempo, puertas dimensionales e incluso con naves espaciales a través de agujeros negros o agujeros de gusano.

Ante todo nos transmite una deseo que muchas veces tenemos cada uno de nosotros de poder volver atrás para cambiar algo que uno ha hecho o poder viajar al futuro para saber que va a suceder y que al volver tener la posibilidad de evitarlo. 

Más si tratamos de cambiar el futuro o nuestro pasado lo que haremos es crear nuevas líneas temporales, y con ello dimensiones paralelas con otros "yo" que viven algo distinto a lo que hemos visto al viajar. Así abría una línea que mantendría el suceso que queremos cambiar y, al menos, otra línea donde si se ha cambiado el hecho. 

Si, H.G. Wells inicio un genero, el de aventuras a través del espacio tiempo que por el momento está trayendo nuevas fuerzas imaginarias a todos, incluyendo a los científicos.

Por consiguiente, es una obra clásica que todos deberían leer alguna vez.