lunes, 23 de abril de 2012

"Oroa. La Tierra de los Regentes" de Javier Pérez González

Lectores:

Cuando me llegó la obra me gustó ver que la fuerza de su portada también estaba en su interior. La obra por tanto se merece una saga del estilo de las de la Dragonlance o de las de Reinos Olvidados. Creo que tiene la consistencia suficiente para no atarse simplemente a unos personajes únicos aunque si se pueden una serie de personajes enlace entre las aventuras de unos y de otros.

La historia es una historia casi tangible, una historia que el lector agradece por que su autor ha buscado la profundidad necesaria para una buena novela de fantasía. Al leerla el lector disfruta con su capacidad artística, y eso es algo que se agradece.

La pena para mi es que su lectura me ha parecido fugaz, efímera. Eso no significa que la obra sea mala sino que por alguna razón me ha parecido corta y que le faltaba espacio para añadir muchas más cosas que supongo que aparecerán en nuevas novelas ambientadas en este mundo.

Espero que la obra llegue a ser leída y como un plato de comida en un buen restaurante degustada por los lectores de forma sencilla y sincera. Seguro que dará que hablar.

sábado, 21 de abril de 2012

"La Magia de una noche de verano" de Maite Carranza


Lectores:

Al ver este título me vi trasladado a mi infancia cuando leía las historias de Oberon, de la Reina de las Hadas, etcétera... Eso fue lo primero que vino a mi mente al coger el libro entre mis manos. Creo que es lo natural que venga a la mente.

A medida que fui leyendo cada página me pude dar cuenta de que Maite Carranza había hecho algo más que hacerme recordar a Oberon o a la Reina de las Hadas. La autora le había dado magia a su obra, la magia propia de las noches de verano en las que la noche y el día parece que se unen, esas noches misteriosas en las que la luna y un sol que se agarra al cielo se unen para hacernos volar con la imaginación.

La trama y argumento de la obra de Maite Carranza hacen que el lector abra su corazón a una historia capaz de enamorarnos. A la vez nos habla de la búsqueda de la perfección humana de de como algunas personas se sienten a vez invisibles al resto del mundo. Para hablarnos de ello usa a Marina, una joven de 14 años, una joven que podría ser cualquiera de esas jóvenes que vemos pasear por nuestras calles saliendo de colegios o institutos, pues además es una joven que está en el rango de edad dónde el mundo más influye en su personalidad. 

Pero, ¿cómo podría describir esta obra? Bueno, yo diría que el como la sombra de un relato o un cuento que guarda la magia de las grandes historias. Si "El Sueño de una noche de verano" de Shakespeare puede ser tomada por algunos como una obra satírica disfrazada de cuento de fantasía o cuento de hadas, en "Magia de una noche de verano" de Maite Carranza tenemos que la parte satírica deja paso a la imagen del mundo real visto desde la perspectiva de la fantasía. Maite Carranza no disfraza el mensaje de la obra, no disfraza lo que quiere narrar pero usa un género específico para hacer comprender a los lectores algunas cosas que normalmente se escapan de nuestra mirada en lo ajetreado de nuestro mundo real.

¿Qué cosas aparecen de interés en la obra para los lectores?. Mi respuesta a ello es que la leáis, y podréis ver cuales son.