miércoles, 26 de septiembre de 2012

"MISSIEL" de Miguel E. Valdivia Carrera


Lectores:

Aunque la obra me ha gustado. ¡Qué conste que realmente ha sido así!. Me veo obligado a actuar un poco como un auditor examinando los libros de cuentas de un empresa. Al fin y al cabo como me dijo hace muchos años un profesor de literatura: "Escribir un libro es una empresa muy arriesgada". Esta claro que en los tiempos que corren hay que arriesgarse muchas veces y he de decir que el autor de esta obra se ha arriesgado mucho en diferentes aspectos de la novela de la que seguidamente voy a hablar.

Cuando alguien lee una obra debe de ser consciente de lo que está leyendo, para bien o para mal. Debe de saber que temas toca, cuál es su trama principal, si tiene algún mensaje subyacente. Esos detalles si no importantes en lo común de la novelas e incluso recopilaciones poéticas, más aún en obras como esta.

Podría decir de esta obra que es un excitante viaje épico y mágico por la realidad común del ser humano, desde lo más alto hasta lo más degradado. Inclusive que podría ser un libro influyente para toda una generación como los fueron los de Lobsang Rampa. Sin embargo, este libro guarda en sí el peligro del tesoro del dragón.

Si analizamos la obra podemos ver que cuanto a la narración y estilo hay decir que me ha gustado y me ha parecido correcto para la historia. El ritmo es bueno, acorde con la estructura de la trama y su argumento. Más, a su vez, el autor presenta la obra como algo efímero dentro de algo más profundo, algo tan profundo como los abismos insondables de nuestra mente, de nuestros recuerdos, de nuestras creencias...

Los personajes están tan bien estructurados que parecen reales. Son entes creados para juzgar diferentes partes de nuestra sociedad y de nuestros valores, pero que dejan a su vez muchas cosas sin una explicación lógica dentro de los parámetros culturales de la sociedad. El problema es que al juzgarse a ellos mismos también parece que juzgan lo que representan.

Ciertamente la obra tiene  diálogos muy intensos y la acción muy dinámica. Es algo bueno, algo que muchas veces sirve como en las películas para ocultar la parte profunda de la obra, su mensaje real, su argumento; pero, también es un juego arriesgado pues puede hacer que algunos lectores al descubrir el fondo de la obra sientan dudas de seguir leyéndola o no. Tengo que decir de todas formas que ese precisamente a mi entender es el juego de la obra: LA DUDA. La duda que tienen los personajes sobre el estado de la protagonista, la duda que guardan en su propio interior, la duda sobre el destino humano.

Es una obra casi redonda, casi perfecta, y demasiado realista. Por eso el lector puede ver muchas cosas del mundo real, pero también se ven muchas cosas magnificadas.

El toque psicológico le da gran fuerza a la obra y casi le otorga el ritmo de esas películas clásicas de terror. Un toque muy bien encuadrado con las cualidades místicas de alguno de los personajes y los sucesos que van rodeando la vida de la protagonista.

Inclusive he de decir que me ha gustado el aspecto esotérico de la obra y en algún momento ese toque orientalista que me ha recordado el algunas obras ambientadas en el Tíbet, pero también en el mundo chamanico de los Andes y de algunos lugares de Centroamérica y de Sudamérica.

Sin embargo, para mi no es una obra abierta a todos los públicos por varias razones. 

La primera de ellas es por su alto contenido de corte sexual que no digo que no sea coherente con el formato de la obra y con su argumento, me ha recordado por momentos "The Entity" pero que hace que no esté abierta a todos los públicos, al presentar el hecho como lo más terrible que le puede pasar a un ser humano, no poder manejar su propio cuerpo y su propio destino.

Lo segundo es la temática religiosa. Creo que solo personas muy cultas, con una mente abierta y clara, y unas firmes creencias (sean las que sean) pueden leer sin riesgo la obra.La razón de ello es por que promueve un debate interno en el lector. No es un  debate adecuado para personas que no tengan unas creencias firmes y amplios conocimientos  sobre las temas relacionados con la religión e incluso los aspectos místicos, filosóficos y esotéricos sobre la religión o las religiones y el alma que aparecen expresados. Para mi que conozco muchas de las cosas de las que has expuesto no me ha afectado pero para la gente en general decirte que en ese aspecto es muy controvertida. 

La verdad es que la obra  podría haber progresado mucho en la unificación  de las religiones y creencias que existen en el mundo, excluyendo las ideas típicas de las sectas, pero está claro que el autor no ha dado ese paso necesario para unificar esas diferencias particulares de las religiones o creencias, místicas, esotéricas o filosóficas, en un mismo marco sin excluir ni destruir, sin dejar de lado unas creencias a favor de otras. 

De todas formas, si nos olvidamos de todo lo relacionado con la religión y las creencias, tenemos una obra de ficción paranormal, muy interesante y a la que podría dársele una nota alta.

También se puede escuchar el programa del Podcast Annavalaina sobre este libro aquí: http://www.ivoox.com/12486785

1 comentario:

  1. Gracias Miguel, Y aunque yo etiqueto la historia en el genero sensual erótico de corte místico psicológico, si es que ese genero existe; pues la intencionalidad en su nacimiento fue sí, la de llegar a una idea o sentir común que una todas las creencias incluyendo la científica, pues ello no fue posible, puesto que cada persona es un mundo y sus creencias sobre Dios su existencia o no, son tan variadas y personales, tan suyas que lo hace casi imposible. Es por ello que Missiell y su historia es eso: una historia real,cuyo final bien podría ser inesperado y hasta sorpresivo para una trama literaria, mAs no para una de la vida real.
    M.E.
    www.migueleduardovc.com

    ResponderEliminar

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.