viernes, 4 de noviembre de 2011

"La Isla misteriosa" de Julio Verne

Lectores que ahora leéis este comentario:

Tomar parte en la lectura de esta obra, según la forma de ser de cada lector y entender la obra, es algo que yo aconsejo.

El autor hace que u grupo de hombres huyan en un globo y se salven en una isla por sus propios méritos y con una ayuda misteriosa, la del capitán Nemo, que dispuso ocultarse en la isla muchos años atrás, y, que, ahora reaparece de forma definitiva. La obra saca a la luz la otra cara de la vida del capitán Nemo y, al parecer, lo convierte en salvador de esos náufragos aéreos en los momentos finales cuando la isla va a desaparecer.

Esta claro que las obras que están en el error no pueden agradar al lector.

pero esta novela no está en el error, sino en una posible realidad, ya que la creación de cosas habita en nosotros, en el ser humano. De ella procede una idea, y así infunde respeto en el lector. Esperó con sus palabras como un centinela la llegada de la aurora y podría decirse que hoy existen submarinos en cierto sentido similares al Nautilus.

Se nos muestra como viene la misericordia, la redención, es el caso de Ayrton, una redención que lo redime de todos sus antiguos delitos.

Podría decirse que en el espíritu del libro existe un mensaje por la justicia que debe habitar en nosotros.

Por eso este libro no terminó en una generación de lectores, sino que sirve para que lo lean otros lectores en nuestros días con la misma intensidad que entonces. Eso es único, ya no se lee por esa "ciencia-ficción" de l época en que se escribió, vale la pena leerlo para buscar la razón por la que aún hoy lo leen los lectores. ¡Leedlo! ¡Buscad esa razón! Seguro que la obra no os va a defraudar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.