lunes, 11 de julio de 2011

"La Danza del Cementerio" de Dauglas Preston y Lincoln Child


De esta obra me hubiese gustado que fuese más larga para leer más de lo que he leído, pero no es posible y los autores la han escrito del tamaño que es.

Cuando inicie la lectura me vinieron a la mente los cuadros de Brueguel El Viejo, creo que se llamaba el pintor aquel, que nos enseñó el profesor de historia hace muchos años, cuando estaba en el instituto. Esa es una de las razones por las que me hubiese gustado que fuese más larga. La otra razón es que me recordó una película de vampiros que vi hace amos cuando la televisión se veía en blanco y negro, y yo tendría unos 8 o 9 años. Recuerdo que la vi a escondidas y luego no fui capaz de dormir en toda la noche, con esta obra sentí lo mismo.

El título y la portada ya le dan profundidad a la obra. No sólo eso sino quel e dan ese aspecto de terror macabro que llega al lector y que atrae a cierto tipo de lectores. Sobre todo aquellos a los que les gusta el terror. Eso es un logro, pero también puede ser una forma de alejar algunos lectores que podrían haberse sentido atraídos por la obra si hubiese tenido otra portada.

En cuanto a la historia en sí los autores hacen un buen trabajo. Logran atrapar al lector; y, así, de esta forma, no sólo nos hacen pasar el tiempo sino que hacen que vuele como si renunciase a ir a su ritmo normal, como pasa en algunas películas de terror.

En fin, recomiendo leer esta obra pues yo he podido comprobar que es una obra muy apetecible para muchos lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.