miércoles, 6 de julio de 2011

"¿Dónde están los niños?" de Mary Higgins Clark


Frente a obras como esta, cada uno de nosotros pasa por diferentes fases, haciendo que la obra sea mejor o peor valorada. La primera siempre es el asombro; le segunda es la curiosidad; la tercera es aquella en la que nos metemos en los zapatos de los personajes. Eso es común en general para todas las novelas.

Sin embargo, el asombro se puede cambiar por terror y la curiosidad por el afán de descubrir un misterio o de desvelarlo. Son elementos con los que juegan novelas como esta.

No cabe duda que esta novela crece en tensión a medida que la vas leyendo. Los personajes, los lugares, los hechos narrados permiten que sea una de las mejores obras de este género que he leído, la menos a primera lectura. La verdad es que con tantas obras similares en el mercado los pequeños detalles técnicos que usa la autora son difíciles de detectar por el lector a no ser que sea un experto crítico literario y sepa lo que está buscando.

Capítulo a capítulo nos va dando una visión panorámica y clara de la historia, deteniéndose en cada uno de los elementos relevantes, manteniendo así el interés del lector.

Una de las grandes ventajas de esta novela es que nos ayuda a clarificar el centro de la trama a la par que nos descubre todo lo que puede hacer este género para el desarrollo del lector en cada momento.

Su mayor ventaja es su rapidez, la fluidez de su lectura, la capacidad de variar los "tiempos" para atraer y mantener la atención en su lectura.

Vale la pena, por tanto, leerla y, más aún, disfrutarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.