miércoles, 16 de marzo de 2011

"Juego de Tronos" de George R.R. Martin


Que no les engañe este libro, es casi imposible comenzar su lectura y no acabar de leerlo. la habitual forma de escribir de George R.R. Martin es, en gran parte, la seña de identidad de esta obra. Una forma voluntario y provocada por el autor.

Dentro de la novela, aun dentro del formato de fantasía tiene un estilo fiero que potencia la trama y recuerda los juegos de rol. La obra tiene fuerza suficiente para seducir a lectores de otros géneros: es modelo a imitar por otros autores como reflejos de ella en un espejo.

Desde un principio al leer, te das cuenta de una serie de patrones que , aunque de forma diferente, se repiten invariablemente en cada capítulo. Eso podría ser algo nefasto para la obra de nos ser por los continuos cambios de enfoque propios del cine, el teatro o de una partida de rol que le da el autor. De esa forma, entre otras, consigue exortizar lo negativo de la novela, eliminando de paso posibles agravios comparativos con otras obras del género.

Esta claro que cada autor tiene su forma particular de encarar la fantasía. Y la fantasía, permanece latente siempre, siempre está ahí, esperándote en cualquier curva del camino. Esta obra es un testimonio de ello.

Se podría decir que con obras como esta la fantasía que no habla nos susurra en el fondo del corazón, en nuestra alma, llenándonos hasta que finalmente rebosa y sale a la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.