martes, 4 de enero de 2011

"La Catedra de la Calavera" de Margarita Torres

Nunca me he encontrado con un dilema así. Auqnue me ha ndicho que es común en comentaristas y críticos literarios sufrirlos cuando sus comentarios pretenden ser originales.

Nunca me lo había explicado nadie. Pero yo intuía que eso pasaba algunas veces.

La clase de obra que me encuentro en este caso no se si colocarla en el género fantástico, de misterio o histórico. Quizás pueda asegurar de forma directa y clara que es una gran novela , con corte histórico y de misterio. Es una obra de raas irregulares y una desorganización perenne dentro de la propia trama que atrapa al lector.

Sea del género que sea (para mí histórico y de misterio). En el mundo literario actual árido, correoso, y tristemente efímero para muchos autores que terminan de tertulianos, donde se realizan decretos que atan la libertad de los escritores incipientes a los que dejan moribundos en las cunetas del olvido. Obras como esta sonl os nidos de la cultura, del recuerdo y del pensamiento. No es una novela inútil y sin contenido. Ni siquiera parece querer resistir ante otras, como si no valiese la pena pensar en ella, cuando en realidad debería anotarse en el rcuerdo del lector.

Brilla en la lejanía, como un rumor sordo de la historia que no vemos.

El título nos lleva a univesidades, aunque no sea lo fundamental; pero, también, como en un río nos lleva al teatro y a la filosofía, tanto como al misterio y la muerte.

Es un título corto y certero, con forma atractiva que nos habla de conocimiento, sufrimiento y muerte. Nos habla su forma del arte literario fuera de cánones, fuera de sistemas que acaban con la obra, ni herméticas empresas que no dejan llegar lejos, ni las obras sobervías, ni las fascinantes. Esta es las dos cosas es sobervía y fascinante.

Esta novela es grande, sí.

Y, como gran novela, llega al mundo.

Y, la imaginación de la autora, nos traslada fácilmente a otro tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.