martes, 1 de junio de 2010

"Un burka por amor" de Reyes Monforte.


Lectores:

Lo primero que debo de reconocer es que mi comentario puede estar viciado, o al menos influenciado, por la película que fue lo que ví primero. De todas formas, tratare de explicarme lo mejor posible.

En un principio la obra parece que va a ser una obra romántica más. Más como he dicho sólo lo parece pues pronto descubrimos el realismo del choque cultural entre el mundo occidental y el islámico. Aún a pesar de ese choque el romance sigue adelante y termina en boda.

A partir de ese momento la hisotria pasa a convertirse en un viaje odisiaco que se inicia con el viaje a Afganistan y comienza su periplo más oscuro y trágico cuando la protagonista se pone el burka para acabar finalmente mostrándonos la perspectiva del chocque de realidades. La protagonista pierde su libertad al ponerse el burka y luego debe luchar por recuperarla.

Esta obra, además, muestra la ineptitud social que existe a nivel educativo frente a otras culturas y civilizaciones. Es un grito a nuestra juventud para que abra los ojos, y antes de que sea demasiado tarde aprenda a conocer para respetar y ser respetado.

Conocer otras culturas al igual que la propia es algo preciso para preservarnos a nosotros mismos de peligros que nos sólo pueden verse a simple vista. Liberarse de esos peligos es tan difícil que por protegernos de la aterradora idea de us existencia no los prevenimos.

En esta obra la autora nos muestra precisamente esa falta de prevención, ese desconicimiento de una cultura que usando una prenda de tela y no cadenas es capaz de hacer prisionera a una persona.

Por su contenido social tanto como por us historia argumental y su trama me parece conveniente sugerir la lectura de esta obra a todos los jovenes, chicos y chicas, pero en especial a estas últimas.

El poder de la libertad está en conocer el transfondo cultural de las personas que interaccionan con nosotros, incluso aquellas a las que amamos. Ese conocimiento nos fortalece mediante la comprensión y evita que caigamos en trampas culturales, sociales, políticas o religiosas que nos priven de nuestra propia libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.