lunes, 27 de julio de 2009

El Mundo de Komori (La Tierra de Alidra - El Principe de los Gatos) de Javi Araguz


Amigos Lectores:

Cuando aparece una obra literaria esta pasa por, como decía Schopenhauer, "la triste esclavitud de estar sometidos a la opinión ajena". Y, los libros, estan expuestos a las opiniones del propio escritor, de los editores, de los críticos, de las revistas especializadas, y, ante todo de los lectores.

En el caso de "El Mundo de Komori" ya las portadas son atractivas sobre todo la sobrecubierta. Una verdadera obra artística de fantasía que gana al lector por los ojos. Mientras que la portada y el lomo interior guardan la magia de la simplicidad y la caligrafía oculta de un idioma inventado.

Un juicio hiriente sería tachar esta obra de infantil cuando en realidad es una obra que se rodea de personajes y situaciones que nos atraen, nos incluyen y nos enseñan a valorarnos por lo que somos y no por lo que otros creen que somos. Además, cultiva un estilo literario y una idea de la fantasía olvidada o relegada a obras menores desde C.S. Lewis. Eso le da un valor añadido a esta obra y puede ser un buen camino para relativizar las opiniones ajenas, que pueden surgir de la falta de perspectiva o la envidia ante el éxito de la obra.

Es cierto que una obra como esta guste a todo el mundo por la imagen de fantasía que nos es vendido, más allá todavía de la medida de las opiniones que no deberían de influir en el contenido real de esta obra. La propia obra nos presenta esa idea en la caracterización de los personajes, desde la protagonista hasta el último de los personajes secundarios. Una vez que leemos esta obra, cuando hemos interiorizado el aprendizaje que transmite, podremos expresar el equilibrio real de lo que la hermosura de esta obra significa. Un equilibrio que el autor lanza y el lector recibe sin temor y viendo el sentido común óptimo para empezar con Komori el el camino hacia el final de la "saga".

Creo que para entender mejor esta obra tenemos que seguir la proposición de Begoña Odriozola, descentrarlos de nosotros mismos, salir y conocer otras culturas, pues así podremos entender mejor la diversidad. Y, "El Mundo de Komori 2" es un grito a la diversidad y a la visualización de los matices diferenciadores de la vida.

Esta obra es una obra de fantasia que me recuerda una película de Woody Allen, y, por eso ante cualquier crítica se debe actuar como dicho cineasta frente a ellas.

En fin, esta obra es una estrella que obra la maravilla de la magia en el mercado fantástico de la lectura.

También se puede escuchar en: https://www.youtube.com/watch?v=RGk8liyy2Q4&t=10s.

1 comentario:

Aquí puedes dejar lo que te parece cada uno de los comentarios.